ASERCA DE LA CIRUGÍA
1
  • El paciente se coloca boca arriba sobre su espalda,  se desinfecta y prepara la piel alrededor del oído a operar. Se rasura un poco de pelo detrás de la oreja en algunos casos.

2
  • Se realiza una incisión detrás de la oreja, la cual no deja ninguna cicatriz a la vista, y se procede a abrir la mastoides (celdas de aire en el hueso temporal) lo que permite acceder al oído medio (espacio del oído que contiene los huesecillos) desde la parte posterior.

3
  • Se crea una ventana especial llamada timpanostomía posterior para exponer el promontorio de la coclea (caracol), el estribo y la ventana redonda. Dependiendo de la anatomía y hallazgos de la tomografía del oído, se procede entonces a crear una ventana de 1.2 mm en la región anterior e inferior de la ventana redonda o directamente sobre la membrana redonda.

4
  • Se fresa una cama sobre la escama del hueso temporal para acomodar y fijar la parte interna del implante.

5
  • Una vez colocado el electrodo, se realiza la telemetría intraoperatoriamente para determinar la funcionalidad del implante, y mediante impulsos eléctricos la capacidad de poder estimular el nervio auditivo

6
  • Finalmente, se cierra la herida y se coloca un vendaje especial por 24 a 48 horas. El paciente se revaluará en la clínica 7 días postoperatorio, para examinar la herida y retirar puntos.

Recurso 2.png

2277-3420

3533-1579

Recurso 12.png
Recurso 11.png

6ta. Ave. 6-63 zona 10 Edificio Sixtino I, oficina 505. Guatemala